Buenas prácticas para la gestión de fuentes

Artículo originalmente publicado en http://blog.bauertypes.com/?p=615

Gestor-fuentes

Los archi­vos de fuen­tes jue­gan un papel muy impor­tante en el ren­di­miento de nues­tros ordenadores. Cuando abri­mos un pro­grama, cada fuente obliga al sis­tema a que las lea, pro­cese, cla­si­fi­que y cree una pre­vi­sua­li­za­ción en un menú para que el usua­rio las pueda seleccionar.

Por la salud de tu orde­na­dor, es reco­men­da­ble usar un ges­tor tipo­grá­fico donde vol­car tus archi­vos de fuen­tes e ir acti­vando y des­ac­ti­vando según nece­si­tes. He aquí nues­tra lista de bue­nas prác­ti­cas para la ges­tión de fuen­tes:

  • Economiza, activa tem­po­ral­mente sólo las tipo­gra­fías que vayas a usar.
  • Usa la acti­va­ción auto­má­tica de fuen­tes en uso en tus pro­gra­mas habituales.
  • Jamás des­ac­ti­ves las fuen­tes de sis­tema (alre­de­dor de unas 50), aun­que tú no las uses, el sis­tema sí las usa y pro­du­cirá erro­res graves.
  • Desactiva fuen­tes que se hayan instalado/activado solas:
    • Fuentes que ins­ta­laste antes de empe­zar a usar el gestor.
    • Fuentes que ins­ta­lan «sui­tes» de pro­gra­mas como Microsoft Office o Adobe Creative Suite.
  • La car­peta de fuen­tes o el «Catálogo tipo­grá­fico» no son ges­to­res. Evítalos.
  • Jamás ins­ta­les dos ges­to­res de fuentes.

Recomendación: No uses el ges­tor para ins­pi­rarte bus­cando entre tu arse­nal tipográfico. Imprime mues­tras de tus tipo­gra­fías (los ges­to­res tie­nen fun­cio­nes para ello) o con­sulta catá­lo­gos tipo­grá­fi­cos (físi­cos o digitales).

Para ele­gir cual es el ges­tor de fuen­tes que se adapta mejor a tus nece­si­da­des pue­des con­sul­tar este artículo com­pa­ra­tivo.